Campeonato de España de Poker

Eran las nueve de la noche y 120 jugadores disputaban las primeras partidas clasificatorias, en el décimo y penúltimo torneo que decidirá el nuevo ganador del III Campeonato de España de Póker (CEP). El Casino Kursaal, ubicado en la Parte Vieja donostiarra, acoge este torneo, etapa previa al encuentro de Málaga y a la gran final de diciembre en Mallorca.
Sobre los tapetes rojos se deslizaban las cartas; y los ases, los reyes, la reinas y la jotas, se movían nerviosos entre los dedos de los jugadores con cara de póker, aficionados a este juego de mesa.
Ligar una escalera real (del 10 al as) o una escalera de color (cinco seguidas del mismo palo), son el sueño casi imposible de un jugador, que ya se da con un canto en los dientes, con un póker (cuatro del mismo valor), un full (trío y pareja) o incluso un color (todas del mismo palo). Inmediatamente después en las apetencias están el trío, la doble pareja y la pareja.
«Con todo, es al final la osadía, el farol, el saber engañar -aparentar que tienes mucho cuando llevas poco, o al revés-; lo más importante en este juego, aunque sin desdeñar, por supuesto, las cartas», dicen Boris Fernández y Odón Elorza Brauer, responsables de prensa y director de marketing del Casino Kursaal, respectivamente.
Jugadores de Gipuzkoa, Vizcaya, Navarra, La Rioja, Asturias, Cantabria, Madrid, Barcelona, suroeste francés y de otras partes de Europa -no en vano el favorito es el italiano Alfredo Moratti- ocuparán las mesas de la sala.
Tras las fases previas de ayer y hoy, para la final de mañana se clasificarán 18 jugadores y el vencedor optará a un premio nada despreciable de 20.000 euros (la matrícula es de 660 euros).
«Son unos 15 millones de personas de todo el mundo las que juegan diariamente al póker -alrededor de 10.000 en España-», concluye Fernández.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados